CAT · ESP · ENG

TONI GARAU

EL ARTE ES LA MAGIA DE TRANSMITIR EMOCIÓN

El hilo, es elemento principal de una
colección de obras de arte.

Toni Garau (Sóller, Mallorca 1974) reconocido artista contemporáneo que sensibilizado con la historia de la industria textil de su pueblo y la revolución que ésta supuso, ha querido rendir un homenaje a toda una generación de obreros – mujeres y hombres – que con su esfuerzo y dedicación, hicieron del pueblo de Sóller, una ciudad próspera y llena de ilusión.

La obra de Toni Garau es una una reinterpretación del uso de un material con historia: el hilo, convirtiéndolo en elemento principal de una colección de obras de arte; paralelamente, se presenta una parte de la historia de Mallorca que, de manera artística, se prolonga en el tiempo hasta este mismo instante.

“Telares, lanzaderas, bolos, urdidoras, lizos, plegadores de urdimbre. Hilos que pasan por dentro y por fuera, por encima y por debajo. Hilos que se cruzan y se entrelazan unos con los otros sin rumbo aparente. Hilos que cuentan historias y han hilado generaciones. Hilos de algodón, a menudo camuflados con el color del indio natural. Hilos que se convierten en un tejido popularmente llamado ‘tela de llista’. Telares que dejaron de tejer la memoria de un pueblo. Hilos que se quedaron en el olvido”

Su obra está basada en el trasfondo relacionado con el pasado textil de su ciudad natal, pero cambia radicalmente su forma y posición, dando como resultado una obra escultórica de líneas sencillas y elegantes.

Las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del XX supusieron una época de profundas transformaciones en Sóller, propiciadas por la creación de múltiples industrias, la mayoria creadas, en primer lugar, para abastecer el consumo interno, pero también para exportar. La situación de aislamiento de Sóller respecto del resto de la isla y la disposición de un puerto comercial animaron aún más a los emprendedores sollerics a poner en marcha negocios e industrias de todo tipo: desde fábricas de tejidos hasta empresas dedicadas a la electricidad, pasando por la construcción de un ferrocarril.

Garau reinterpreta este pasado industrial en forma de arte; a partir de los hilos, nos adentran en la memoria e historia colectiva de un pueblo de la Serra de Tramuntana de Mallorca, dando vida a un material que estaba muerto.

PRÓXIMA EXPOSICIÓN

18 DE SEPTIEMBRE 2021

EN FERA PALMA

El arte tiene la capacidad de transmitir sentimientos, emociones y percepciones acerca de unas vivencias. Con la colección “deRAÍZ”, Toni Garau plasma la melancolía del pasado. “Las personas que hemos tenido una infancia rural, hemos podido disfrutar de muchas “pequeñas grandes” cosas; cosas como explorar caminos abandonados, buscar un trébol de 4 hojas, encontrar mariquitas con un número impar de puntos negros o descubrir el misterio de una lluvia de estrellas. Hemos crecido en contacto directo con la naturaleza. ¡Eso es muy educativo!. A los que crecemos en un entorno como el mío, nos explican dónde está la osa mayor; y hemos vivido experiencias como sentirse perseguido por un rebaño de ovejas o ¡perseguirlo tú mismo!. Hemos crecido circulando sin miedo en bicicleta, sintiéndonos libres… Estos pequeños detalles hacen que tengas una in- fancia diferente que te conecta, indiscutiblemente, con la naturaleza y, en mi caso, despertó una sensibilidad y amor profundo hacia nuestro entorno medioambiental. Todo esto ha marcado mi vida. Ha tejido en mí la base del hombre que soy: una persona trabajadora, comprometida, sensible y preocupada por el medio ambiente y por el mundo que dejamos”.